Académica Natacha Pino asume como primera rectora de la Universidad de Aysén

La recién asumida autoridad universitaria, que liderará la casa de estudios por el periodo 2019- 2023, es la primera mujer en ser electa como rectora por sus pares en el país, lo que marca un precedente para las otras casas de estudios de Chile.

En una solemne ceremonia de asunción, durante la mañana del pasado viernes 6 de septiembre la académica de la Universidad de Aysén, Natacha Pino Acuña, asumió oficialmente como rectora de la casa de estudios estatal de la región luego de un proceso democrático que se realizó el pasado 24 de julio, convirtiéndose de esta manera, en la primera mujer del país electa como rectora por sus pares.

El masivo acto, que se realizó en el auditorium del Museo Regional de Aysén con la presencia de más de 150 asistentes y con la participación parlamentarios, autoridades regionales, eclesiásticas, militares, comunales y representantes de instituciones de educación superior de la región y del país, además de autoridades de la casa de estudios regional, académicos, funcionarios y estudiantes.

Cabe señalar que durante la ceremonia solemne se realizó la lectura del acta de la Junta Electoral, en la que se da cuenta del primer proceso eleccionario de la casa de estudios, además de la primera entrega, por parte del Consejo Superior de la casa de estudios, representado por su consejero Baldemar Carrasco Muñoz, de la medalla de la Universidad de Aysén a la rectora Natacha Pino Acuña, símbolo de la  investidura.

En la oportunidad, la rectora Natacha Pino Acuña, realizó su primer discurso a la comunidad, en el que detalló los principales ejes de su administración como lo histórico de una elección de una mujer como rectora, el compromiso de ejercer un nuevo liderazgo, marcado por una gestión eficiente y de calidad, diseñando procesos formativos adecuados y pertinentes a nuestra realidad, impulsando a realizar investigación del más alto nivel y en conexión con las necesidades de la región y el país.

Luego de concluido el acto, la autoridad universitaria manifestó su alegría con este hito y su compromiso con el proyecto universitario y regional. “Primero transmitir a toda la comunidad universitaria y regional la felicidad de este día no sólo para mí también para todos los que conformamos la Universidad de Aysén es un hito histórico, es un hito para la universidad, significa avanzar un poco más en este proceso de instalación que no ha terminado. La verdad es que vamos avanzando, con distintos propósitos, ahora estamos en condiciones de mostrarnos a una comunidad regional de una forma distinta, un poco más grandes, un poco más maduros también, con distintos tipos de acciones”, enfatizó la rectora Natacha Pino.

Por su parte el gobernador de Coyhaique Pablo Galilea Carrillo expresó su apoyo a la Universidad de Aysén por parte del gobierno. “Queremos expresarle a la rectora y a toda la universidad nuestros deseos de mucho éxito, nuestras ganas y deseos de trabajar juntos por que esta universidad sea un aporte significativo, no sólo pata Aysén, sino para la Patagonia y a Chile, y por tanto el compromiso de trabajo conjunto para lograr sacar adelante los grandes desafíos que la universidad y la comunidad de la región de Aysén esperan de esta casa de estudios”, expresó.

El Diputado René Alinco, en la ocasión señaló que este es un logro histórico para la gente de Aysén. “Creo que nuestra universidad debe tener tres palabras, cimientos sólidos, indestructibles y transparentes. En esas tres palabras yo humildemente como patagón yo traduciría lo que debe y tiene que hacer nuestra universidad, obviamente respetando la normativa, aquí yo al menos no pretendo entrometerme en un proyecto tan importante, hermoso e infinito como lo es la Universidad, pero creo que todos tenemos el derecho, como lo decía la rectora en su discurso inicial, tengamos un cargo político, o lo que sea, siendo habitantes e hijos de Aysén a dar nuestra opinión, así que le deseo toda la suerte a la rectora, a su equipo y por supuesto a los estudiantes”, declaró el diputado.

A la ceremonia también asistió el Diputado Miguel Ángel Calisto quien destacó la histórica instancia. “Estamos participando hoy día en la construcción del proceso de universidad, la primera rectora electa de las casas de estudio estatales por lo tanto, es un hecho histórico y se suscita en la región de Aysén. En segundo lugar destacar este proceso de construcción que también se sustenta en el trabajo que han hecho los equipos anteriores, y que hoy día cobra mayor realce en un proceso que se estabiliza con loa elección de la actual rectora a quien felicitamos y deseamos el mayor de los éxitos”, enfatizó el Diputado Calisto.

Finalmente, Julio Uribe Alvarado Consejero Regional por la Provincia de Aysén expresó su compromiso con la  asumida Pino rectora y con el desarrollo de la casa de estudios. “Lo primero es desearle lo mejor, que dentro de cómo le vaya a la rectora nos va a ir bien como región, porque el desarrollo de la región no puede estar sino es a través de la educación. Bajo esa mirada creo que hoy día tenemos que apoyar todos esta gestión, tenemos que apoyar que se haga la infraestructura del campus, nosotros como Consejo Regional pusimos en algún momento los 9 mil millones que costaba esta infraestructura y se está viendo a través del Plan de Zonas extremas para que eso se materialice y bueno, esperar que pronto tengamos nuestro campus apoyado por el Consejo Regional en pleno y que las carreras que se vayan desarrollando a futuro tengan que ver con la contingencia local”, puntualizó el consejero.

Descarga el discurso Rectora Natacha Pino Aquí

 


La Universidad de Aysén que soñamos

El día lunes, recién pasado, se realizó en dependencias de nuestra Universidad la reunión de traspaso administrativo de Rectoría, ocasión en que la administración saliente hizo entrega formal de todos los antecedentes administrativos correspondientes a este proceso,  lo que me permite asumir oficialmente como Rectora de la Universidad de Aysén. Mientras esto ocurría muchas imágenes e ideas pasaban por mi mente: Recordaba aquella primera reunión con el grupo de académicos donde tomamos el acuerdo de trabajar arduamente en el diseño de una propuesta programática diferenciadora que nos permitiera de alguna manera llegar a toda la comunidad universitaria; en las reuniones y encuentros programáticos con representantes de la sociedad civil, con la asociación de funcionarios, en el momento que invitamos a otros académicos a sumarse a nuestro equipo, en todas aquellas personas que escribieron sus sueños y nos contaban de cómo la Universidad de Aysén, desde su génesis, y en estos 4 años se ha transformado en un actor relevante para el desarrollo de la Región y cómo también sienten que en ocasiones estamos lejos.

Al mismo tiempo, con atención escuchaba a la Ex – rectora Marshall, que con toda propiedad y orgullo nos recordaba lo difícil y complejo que fue llegar a lo que hoy día somos: “…una universidad con una sólida instalación institucional, con carreras en desarrollo, con un cuerpo académico jerarquizado y reglamentariamente sustentado, con un gran proyecto de infraestructura del campus universitario, con un conjunto de laboratorios plenamente equipados, con un informe de autoevaluación en su etapa de correcciones finales, con un proceso creciente de desarrollo del gobierno universitario y con todas las políticas institucionales aprobadas y decretadas…” (Marshall, 2019). Sin duda el esfuerzo de muchos integrantes de nuestra comunidad universitaria y regional, se plasman en estos resultados y no queda más que agradecer.

Ahora es momento de una nueva etapa, es tiempo de hacer de este gran desafío un proyecto real, bajo un modelo de gobernanza fluido, colaborativo y eficaz, donde seamos capaces de poner en valor la labor que cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria realiza diariamente para convertirnos en una institución de excelencia para la región y el país.

Los desafíos y compromisos para este periodo plantean una renovada gestión universitaria y gobierno participativo; Desarrollar e implementar la gestión de la calidad bajo un enfoque de excelencia; Realizar gestión eficiente de personas y elaborar una estrategia de sustentabilidad económica que nos permita la consolidación y aplicación integral del modelo educativo institucional, situando la investigación como eje central de nuestro desarrollo.

Para ello, me comprometo junto al equipo directivo que hoy asume, a trabajar con el mayor compromiso y responsabilidad, a sumar cada día  nuevas manos que sientan que pueden aportar, finalmente este proyecto que nació de un equipo de académicos hoy es el proyecto de todos, para lograr convertirnos en la Universidad de Aysén que soñamos.

 

 


Universidad de Aysén organiza Workshop de carreras abierto a la comunidad

A través de talleres dirigidos a estudiantes de 3º y 4º medio, la Universidad de Aysén realizará este sábado 31 de agosto el “Workshop Admisión 2020”, actividad en la que los estudiantes interesados podrán conocer las carreras de Trabajo Social e Ingeniería Civil Industrial podrán participar de distintas actividades que han sido preparadas por los académicos y académicas de ambas carreras.

Desde la carrera de Ingeniería Civil Industrial se realizarán el taller «Adquisición y almacenamiento de datos bajo la plataforma Arduino, una solución simple a cargo del Dr. en Física, Felipe Aguilar y un taller de “Blockly”, herramienta de google que permite crear programas computacionales de manera gráfica, el que estará a cargo del Jefe de Departamento de Ciencias Naturales, Dr. Enrique Urra.

Por su parte, la carrera de Trabajo Social abordará las temáticas de pobreza, territorio, políticas públicas y transformaciones socioambientales a través de la metodología World Café, las que estarán a cargo de los académicos Dr Ítalo Carrera y la dra. María Patricia Baeza.

Verónica Montero, coordinadora de admisión de la Universidad de Aysén, invitó a todos los estudiantes a ser parte de esta instancia que los acercará a las ciencias de la ingeniería y ciencias sociales.  “Como universidad queremos propiciar que ellos tengan una instancia de ensayo, donde se familiaricen con lo que se hace en las distintas áreas de estudio, tengan la oportunidad de acceder a talleres que son genéricas para el área de las ingenierías y por otra parte, tambien vamos a tener un workshop ligado al área de las ciencias sociales donde se van a plantear temáticas que son transversales al área social”, indicó Montero.

La actividad se realizará el próximo sábado 31 de agosto a las 10:00 horas en el Campus Río Simpson de la universidad.


Programa de Tutorías Par UAysén, potenciando el aprendizaje entre pares

El Programa de Tutorías Par de la Universidad de Aysén se enmarca dentro de las acciones a implementar por la Beca de Nivelación Académica (BNA) adjudicada el año 2018 por el equipo de apoyo académico de nuestra casa de estudios.

La estrategia de acción tutorial se realiza bajo la modalidad de tutoría entre pares, donde estudiantes destacados de quinto semestre (tercer año) toman a su cargo a un grupo pequeño de estudiantes de primer año para apoyarlos en su proceso académico y de adaptación al contexto universitario. Los grupos se reúnen semanalmente a trabajar sobre aspectos académicos relevantes para el desarrollo de los estudiantes, apoyando el aprendizaje de asignaturas críticas de las carreras.

Dicha estrategia comenzó a funcionar como piloto el primer semestre del 2019 contando con 9 tutores pares, de los cuales 7 trabajaron en tutorías grupales para las 6 carreras de la Universidad y 2 realizaron tutoría par individual enmarcada en el Proyecto de Inclusión UAysén.

Si bien, la BNA está orientada a trabajar sólo con los estudiantes con gratuidad de primer año, las tutorías estuvieron abiertas a todos los estudiantes de la primera cohorte de la Universidad, incluyendo también estudiantes del programa PACE.

La implementación y ejecución de las tutorías en las diferentes carreras, se ha destacado por los resultados obtenidos en carreras de ciencias sociales (trabajo social), ciencias naturales (agronomía e ingeniería forestal) y salud (obstetricia) donde la tasa de aprobación de los estudiantes que asistieron a tutorías superó el 80%.

Por otro lado, la respuesta que hemos tenido por parte de los estudiantes tutores ha sido muy satisfactoria, quienes han mostrado interés, compromiso y responsabilidad en su rol. Además, han mencionado que este trabajo, ha favorecido su desarrollo personal, ayudándoles a desarrollar habilidades que van más allá de lo disciplinario como lo son el liderazgo, las habilidades comunicativas y  el trabajo en equipo, entre otras.

En este momento, nos encontramos en proceso de selección de tutores pares para el segundo semestre, esperando empezar con las tutorías durante la primera semana de septiembre.

Para finalizar, es importante destacar que esta iniciativa no sería posible sin el apoyo y coordinación de los jefes de carrera, docentes que imparten los cursos articulados a tutoría y la vinculación con los Programas de Inclusión y PACE de la UAysén.


Fruta fresca de la Patagonia para la Patagonia ¿Es posible?

Para quienes viven desde la Región de Los Lagos al norte, ir al supermercado o feria y tener acceso a una abundante variedad de fruta y verduras frescas es algo cotidiano. Para quienes vivimos en plena Patagonia no lo es.

En Coyhaique encontrar una pera jugosa, una mata de cilantro o una acelga verde y fresca a buen precio durante todo el año es casi imposible. Ni hablar más hacia el interior de la región de Aysén, donde los precios suben por el transporte. Este es uno de los efectos de vivir en una zona extrema, bastante aislada y relativamente poco poblada. Pero entonces, ¿a quién le interesa esta realidad?, no es aventurado responder que solo a los aiseninos.

Lo que hoy consumimos en Aysén es caro y podríamos potenciar su calidad.

Es por eso que una de las prioridades de nuestra Universidad de Aysén, es explorar, desde la ciencia, la factibilidad de generar lo que llamamos la “soberanía alimentaria con conciencia social y sustentabilidad agrícola” de la región, mediante fondos públicos como el Capital Semilla UAysén “Identificación y valorización del patrimonio frutícolas en la zona Patagónica de Coyhaique” y el FONDECYT 3180754.

Y la pregunta del millón ¿es posible eso?

La respuesta no es sencilla, pero algunas personas tenemos la responsabilidad y ganas de generar ciencia en forma conjunta con los aiseninos a partir de sus necesidades e intereses. Hoy en día, existen experiencias exitosas en al borde del Lago general Carrera, en Puerto Tranquilo. Allí en invernaderos muy sencillos y otros más tecnificados, han sido capaces de producir tomates y zapallos de distintas variedades.

En la carrera de Agronomía de la Universidad de Aysén levantaremos las especies frutales que pudiesen tener fines productivos. Ya hemos encontrado distintos eco tipos de cerezas, manzanas, chaura y frutillas nativas, algunas con mucho contenido de azúcar y otras con poco, entre otras características. Todo indica que hay potencial productivo, pero en especies muy específicas y propias de la Patagonia. El sueño es que los propios aiseninos puedan producir, comercializar y consumir sus propias frutas y verduras durante gran parte del año.

No será de un día para otro. Estamos iniciando un camino que demorará 10 ó 15 años, que debe ir acompañado de un cambio cultural, ciencia y tecnologías aplicadas al sector frutícola. Nadie aspira a que la producción ganadera sea desplazada, por el contrario, la idea es que los agricultores tengan la alternativa de elegir y puedan diversificar los rubros. Los sistemas agrícolas más potentes son aquellos capaces de diversificar distintos rubros y ser cada día más ecológicamente sustentables. Por nuestra condición geográfica y situación de conectividad en Aysén, necesitamos tender hacia la auto sustentabilidad alimentaria. Y quizás, en un futuro no tal lejano, que en el norte puedan elegir frutas patagonas.


Universidad de Aysén realizó seminario para analizar los desafíos socio-ambientales de la región

Visibilizar los esfuerzos de investigación que se realizan en el país y en la región respecto de los desafíos socio-ambientales de Aysén fue uno de los objetivos del encuentro organizado por la carrera de Trabajo Social y la Red de Pobreza Energética (Redpe) de la Universidad de Chile.

Con la participación de investigadores nacionales y regionales, se desarrolló el pasado 12 y 13 de agosto el seminario “Desafíos Socioambientales de la Región de Aysén”, actividad organizada desde la carrera de Trabajo Social de la Uaysén junto a la Red de Pobreza Energética (Redpe) de la Universidad de Chile.

La actividad tenía como objetivo visibilizar los esfuerzos de investigación que se realizan en el país y en la región respecto de los desafíos socio-ambientales que esta enfrenta, considerando además la importancia de abrir el diálogo entre la academia, los tomadores de decisiones y la sociedad civil.

De esta manera, durante la primera jornadas se presentaron los resultados de una serie de investigaciones en torno a la temática, dando cuenta del  levantamiento de evidencia científica para la toma de decisiones en torno a las problemáticas medioambientales.

Anahí Urquiza, Investigadora de la Redpe señaló que estas instancias de diálogo académico son fundamentales para avanzar en la búsqueda de soluciones a las problemáticas medioambientales de los territorios. “En una región que tiene condiciones muy particulares, quienes viven en esta región y quienes han trabajado en diferentes sectores son las personas que tienen la mayores capacidades para comprender el fenómeno en profundidad y generar propuestas para abordarlo. El hecho de que los expertos locales se sienten a dialogar con sus miradas multisectoriales permite que podamos entender mejor y dimensionar la profundidad del problema, para que las soluciones que se propongan sean más efectivas”, recalcó la investigadora de la Universidad de Chile.

Durante el segundo día en tanto, se abordó la temática de pobreza energética, dando cuenta además de trabajo desarrollado por el académico de la Universidad de Aysén, Sebastián Ibarra en las cuatro capitales provinciales con el objetivo de caracterizar la situación de la pobreza energética regional e  identificar las particularidades territoriales de este fenómeno en la región.

Asimismo, el encuentro académico dio cuenta además de experiencias desarrolladas en la región en torno al confort térmico y los hábitos de vivienda en el sur de Chile, exposición a cargo de Alejandra Cortés de la facultad de arquitectura de la Universidad de Chile,  así como también, la experiencia del proyecto Qué Respiras ejecutado por Inacap y presentado por la investigadora Manuela López. En la ocasión se presentó además el proyecto de geotermia para calefaccionar el liceo Altos del Mackay, el que fue presentado por el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA) además del proyecto de calefacción distrital ejecutado actualmente por la Seremi de Medio Ambiente de Aysén.

Finalmente, Oscar de Solar participante en la segunda jornada del seminario destacó la posibilidad de la comunidad de acceder a esta instancia y visualizar la importancia de abordar las problemáticas medioambientales desde una mirada intersectorial. “Esta es una oportunidad de participación ciudadana, de colocar sobre la mesa temas que son de completo interés para nosotros desde la arquitectura, desde la sociedad civil, por lo tanto es una instancia que esperemos se aproveche, en cuento a conocimientos, las ponencias que hoy vimos en realidad nos dan cuenta de que esta es una temática que tiene que ser intersectorial, son múltiples los factores, por lo tanto son múltiples los actores que deben estar presente y esta fue una instancia que obviamente se agradece y se valora”, indicó del Solar.


El sueño de la Universidad de Aysén

 

 

 

 

 

María Teresa Marshall Infante,

Rectora Universidad de Aysén

Hace tres años nos propusimos trabajar arduamente para conseguir el sueño de muchas generaciones de ayseninos, que estaban obligados a salir de la región para obtener su título profesional.

Este anhelo comienza a concretarse con las movilizaciones de comienzos de la década, las cuales finalmente se tradujeron en la Ley 20.842 que, en 2014,  completó una red nacional de universidades estatales, con la creación de las casas de estudio de O´Higgins y Aysén.

Tras un período no exento de dificultades, la Universidad de Aysén está pronta a colocar la primera piedra de su edificio fundacional. Este albergará a una comunidad de 500 estudiantes y una planta de 50 académicos, además de funcionarios y colaboradores.

Actualmente, contamos con las carreras de Enfermería, Obstetricia, Ingeniería Forestal, Ingeniería Civil Industrial, Agronomía y Trabajo Social. A estos planes de estudios se sumarán progresivamente Psicología, Ingeniería Comercial, Ingeniería Civil Informática y Terapia Ocupacional, a partir del 2020.

La Universidad de Aysén ha cumplido con éxito su primera y más difícil etapa: la instalación. Ahora viene la materialización de su casa definitiva, la certificación de su calidad por los órganos reguladores, la ampliación de su oferta académica y la consolidación de su equipo de investigación y vinculación con el medio. Cada uno de estos logros ha sido posible por el constante aporte del Consejo Superior, por las proposiciones del Consejo Social y de las autoridades regionales y nacionales que han abierto espacios para el impulso de la actividad académica de la Universidad. Ser parte del Consejo de Rectores y del Consejo de las Universidades Estatales, sin duda ha fortalecido un camino que a menudo se hace complejo e incierto.

Hemos iniciado un camino sin retorno, que ha contado con el concurso inestimable de académicos, cuerpo directivo y funcionarios. Solo me queda agradecerles y desearles a las nuevas autoridades todos los parabienes, pues Chile y los ayseninos se merecen una universidad como la que estaba en nuestros sueños.


Acceso equitativo a energía de calidad: un desafío socio-ambiental para la región de Aysén

 

 

Sebastián Ibarra González

Académico Trabajo Social

Universidad de Aysén

Coordinador Regional de la Red de Pobreza Energética

 

La región de Aysén se nos presenta actualmente como un laboratorio socio-natural con enormes desafíos, pero también como un espacio para la innovación basada en la evidencia científica. Probablemente, el ámbito energético es uno de los campos que presenta mayores desafíos para la región, ya que en él se conjugan elementos tecnológicos, socio-culturales, económicos y ambientales. Tal como se plantea en la Hoja de Ruta Energética de la región (2017) la meta es lograr una matriz eficiente y sustentable que cubra las necesidades de todo el territorio y que logre articular dos objetivos: por una parte, potenciar las actividades productivas y el desarrollo económico, y por otra, proteger los ecosistemas y la salud de la población. El camino para alcanzar esa meta aún es largo. La percepción ciudadana es que la energía eléctrica es costosa y con un suministro de baja calidad en algunas zonas de la región. Además, las condiciones climáticas exigen un alto consumo de energía para la calefacción, siendo la leña el recurso más utilizado. El consumo de leña de baja calidad, en calefactores ineficientes y en viviendas con baja o nula aislación térmica ha llevado a que los principales centros poblados enfrenten problemas ambientales. Según estimaciones de la Red de Pobreza Energética, alrededor de un 25% de los hogares en Coyhaique presentan un gasto excesivo en energía. Esto implica que los hogares deben sacrificar la satisfacción de otras necesidades básicas producto del gasto en energía.

La gravedad y urgencia de estos desafíos exigen el desarrollo de nuevas formas de abordar los problemas y desarrollar soluciones, en las que se articulen coherentemente los distintos actores de la sociedad: la academia, los tomadores de decisiones, la sociedad civil y el sector privado. Para esto, desde la academia se requiere el desarrollo de una investigación situada, que permita reconocer las particularidades y definiciones culturales sobre estos desafíos en los distintos territorios. Asimismo, se debe avanzar hacia un pensamiento científico que vaya más allá de la lógica de la causalidad y que aborde la complejidad de los problemas desde la lógica de una red de elementos humanos y tecnológicos interdependientes. En el ámbito de los estudios de la energía esto significa que los problemas no son sólo técnicos o ambientales, sino que también tienen un componente socio-cultural, lo cual exige el desarrollo de investigaciones inter y transdisciplinarias. Finalmente, se vuelve indispensable el desarrollo de un conocimiento científico que traspase los espacios de la academia y que permita el empoderamiento ciudadano y la toma de decisiones sobre la base de evidencia.  Estos son los principios que inspiran la organización del Seminario “Desafíos socio-ambientales en la región de Aysén”, que organizan conjuntamente la carrera de Trabajo Social de la Universidad de Aysén y la Red de Pobreza Energética, a realizarse el próximo 12 y 13 de agosto en la ciudad de Coyhaique.

 

 


Uaysén organiza seminario sobre Desafíos Socio-ambientales en la región de Aysén

La actividad organizada de manera conjunta entre la casa de estudios y la Red de Pobreza Energética (Redpe) de la Universidad de Chile tiene como objetivo visibilizar los esfuerzos de investigación que realizan actores regionales y nacionales para abordar esta temática.

El próximo lunes 12 y martes 13 de agosto se realizará en Coyhaique el seminario “Desafíos Socio-ambientales en la región de Aysén”, instancia organizada de manera conjunta entre la Universidad de Aysén y la Red de Pobreza Energética (Redpe) de la Universidad de Chile, la que además contará con la participación de investigadores nacionales y regionales, así como también, instituciones que darán a conocer experiencias  que buscan abordar dichos desafíos.

La instancia, surge con el objetivo de visibilizar los esfuerzos de investigación que se realizan en la región respecto de los desafíos socio-ambientales que enfrenta, considerando además la importancia de abrir el diálogo entre la academia, los tomadores de decisiones y la sociedad civil, como lo señala Sebastián Ibarra, académico de la Universidad de Aysén y coordinador de la Red de Pobreza energética en Aysén. “La importancia de este seminario radica en sacar de la academia los trabajos que estamos realizando en torno a los desafíos socioambientales de la región, específicamente en el ámbito de la pobreza energética, desde la universidad y junto a la Redpe estamos desarrollando un proyecto de investigación en las cuatro capitales provinciales y queremos dar cuenta de los resultados preliminares de este trabajo, que busca caracterizar la situación de la pobreza energética en términos cualitativos, buscando identificar las particularidades territoriales de este fenómeno en la región”, indicó el académico.

La jornada que se desarrollará el día lunes en el campus Lillo de la casa de estudios estatal, tendrá dos paneles de exposición en los que se abordarán temáticas tales como: Resiliencia y Territorio, Paisajes Sociales del Sur Austral, Agua Potable, entre otras temáticas. Al día siguiente en tanto, la jornada abordará temáticas tales como Pobreza Energética y Vulnerabilidad Energética Territorial, Expresiones Regionales de la Pobreza Energética, entre otras.  En dicha ocasión además de dará cuenta de la experiencia del proyecto Qué Respiras ejecutado por Inacap, así como también, el proyecto de geotermia para calefaccionar el liceo Altos del Mackay ejecutado por CEGA y el Programa de Calefacción Distrital ejecutado por la Seremi de Medioambiente en Coyhaique, entre otras iniciativas.

Anahí Urquiza, coordinadora de la Redpe valoró la posibilidad de generar esta instancia de análisis con actores regionales. “Para la Red de pobreza energética la colaboración con la Universidad de Aysén es fundamental ya que la única forma de entender adecuadamente cuáles son las condiciones que generan pobreza energética en los hogares del país tiene que ver con comprender cuáles son las condiciones culturales, ecológicas y técnicas que hay en cada uno de los territorios y para eso debemos trabajar con quienes están haciendo investigación en cada uno de los territorios que tienen problemas de pobreza energética, es con quienes debemos trabajar para generar mecanismos o estrategias para reducirla”, señaló la coordinadora de la Redpe.

Finalmente, Sebastián Ibarra recalcó la importancia de incorporar en la discusión relativa a temáticas energéticas las variables socioculturales de los territorios. “Para nosotros es  importante entender que los desafíos socioambientales no son solo tecnológicos o desde las ciencias naturales, sino también, tienen un componente muy importante en términos socioculturales. Si uno mira las prácticas de calefacción en la región es inevitable entender que están vinculadas a prácticas culturales y que si los programas que buscan modificar o ejercer un cambio en la transición energética de los hogares no consideran estas dimensiones probablemente van a chocar con estas prácticas, por lo que esta temática hay que abordarla desde una manera amplia, y una de sus complejidades son las dimensiones sociales, culturales e identitarias propias de la región”, enfatizo Ibarra.

La actividad es abierta a la comunidad previa inscripción en la web www.uaysen.cl desde donde se puede acceder además al programa del encuentro.


Más de 120 estudiantes participan en Ensayo PSU Abierto a la Comunidad

Estudiantes de distintos establecimientos educacionales de Coyhaique y Puerto Aysén participaron el pasado sábado del ensayo rindiendo las pruebas de Lenguaje y Comunicación y Matemáticas, gracias al trabajo conjunto entre la Universidad de Aysén y el preuniversitario Cpech.

Apoyar a los estudiantes de la región que se encuentran preparando la Prueba de Selección Universitaria (PSU) era uno de los objetivos del Ensayo PSU que se realizó el pasado sábado 3 de agosto en la Universidad de Aysén, gracias a la colaboración del  Preuniversitario Cpech.

La actividad que comenzó a las 8:30 de la mañana, permitió a los estudiantes rendir bajo las mismas condiciones del proceso real, comenzando con las pruebas de Lenguaje y Comunicación, la que tuvo una duración de 2 horas y 30 minutos, seguida de la prueba de Matemáticas, que tuvo una duración de 2 horas y 40 minutos.

En la ocasión, la coordinadora de Admisión de la Universidad de Aysén, Verónica Montero señaló que este ensayo es una contribución de la universidad a los estudiantes de la región que deben realizar este importante proceso. "Esta es una de las actividades que hacemos como equipo de admisión y tiene como objetivo, poder de alguna manera hacernos cargo de los bajos puntajes que tuvimos como región el año recién pasado, estas instancias son buenas para que los estudiantes se vayan familiarizando con lo que es el proceso de la prueba, pierdan el miedo y la ansiedad y se puedan preparar mejor”, indicó Montero.

Cabe señalar que para el año 2019, el Consejo de Rectores modificó el calendario del proceso de Admisión a las universidades, estableciendo que las Pruebas de Selección Universitaria se rendirán los días 18 y 19 de noviembre.

En la ocasión, Valentina Ruiz estudiante de cuarto medio del liceo San Felipe Benicio agradeció la posibilidad de participar en estas instancias ya que le permite conocer como enfrentar  la PSU. “para saber como es mi nivel, en el liceo hemos tenido dos ensayos, pero estas instancias hay que aprovecharlas, para darte una idea de lo que puedes alcanzar, para poder seguir estudiando, son pocas las instancias que uno tiene para acercarse a la realidad de la PSU, las encuentro súper útiles”, indicó la estudiante.

Por su parte, Javiera Parra del Liceo San Felipe Benicio señaló que su principal objetivo era poder entrenarse para enfrentar la prueba. “Quería prepararme un poco más para empezar a mentalizarme sobre cómo es la PSU, porque igual me da un poco de ansiedad, y esto me sirve para ir entrenando y soltándome un poco más”, indicó Javiera.

Finalmente Verónica Montero señaló que los resultados del ensayo se entregarán a los estudiantes participantes el próximo 10 de agosto, a través de correo electrónico y mensaje de texto, ocasión en la que recibirán el puntaje obtenido en el ensayo y además algunas recomendaciones de las áreas que deben fortalecer para enfrentar de mejor manera la PSU.  Asimismo, informó que en el mes de octubre, la Universidad de Aysén realizará un nuevo ensayo abierto a la comunidad, el que será informado oportunamente a la comunidad.