Gobierno se compromete a agilizar fondos para la construcción de Campus de Universidad de Aysén

Autoridades del Gobierno central y regional afirmaron que harán las gestiones necesarias que permitirán el levantamiento de la casa central de la Universidad de Aysén.

El Subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry, aseguró a la rectora de la Universidad de Aysén, María Teresa Marshall, que se agilizará la disposición de los nueve mil millones de pesos que posibilitarán la construcción del campus de la Universidad de Aysén.

Durante el encuentro efectuado en Santiago en el gabinete del subsecretario Salaberry, al que asistió, además, la intendenta de nuestra región, Geoconda Navarrete, se revisaron los procedimientos del Plan de Zonas Extremas (PEDZE), con el objetivo de facilitar el acceso de dichos recursos.  

Estos fondos son esenciales para continuar con las siguientes etapas de construcción del campus,  que estará emplazado en un terreno de más de 23 hectáreas, de Coyhaique Alto.


Rectora María Teresa Marshall participa en constitución de la Comisión de Premios Nacionales en representación del Consejo de Rectores

Marshall se reunió, además, con personeros del Mineduc para abordar el tema de los recursos del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE) y sostuvo un encuentro con autoridades de la Universidad de Chile para analizar el avance de materias de desarrollo académico.

La rectora de la Universidad de Aysén, María Teresa Marshall, participó en la constitución de la Comisión de Premios Nacionales de Ciencias Sociales y Humanidades en representación del Consejo de Rectores, CRUCH. El premio fue creado en 1992 y busca reconocer a humanistas, científicos o académicos que se hayan destacado por su aporte en el ámbito de las ciencias humanas.

El galardón, que se concede cada dos años, consiste en un diploma, un premio en dinero y una pensión vitalicia. Forma parte de los Premios Nacionales de Chile, siendo otorgado por el Presidente de la República.

En la misma oportunidad, la primera autoridad de la Universidad de Aysén se reunió con representantes del Ministerio de Educación para conocer el estatus de los recursos del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE).

Por último, Marshall se reunió con el Prorrector de la Universidad de Chile, Rafael Epstein; la vicerrectora académica, Rosa Deves y el académico Jorge Martínez, para tratar temas relativos al desarrollo académico.


Universidad de Aysén elige a su Rectora

Baldemar Carrasco M.

Consejero Superior Universidad de Aysén

No, no voy a solicitar a las y los señores académicos que elijan a una u otra candidata a rectora de la universidad. Soy miembro del Consejo Superior y Presidente del Consejo Electoral. Sería una grosería de mi parte solicitar a las y los señores académicos, insinuarles siquiera, algún nombre. Ellos, que han alcanzado el grado de doctores en sus especialidades y dictan con sabiduría sus cátedras a los estudiantes de nuestra región, tienen, desde luego, la capacidad para pensar, reflexionar, intuir, meditar, comparar, extraer conclusiones, discernir, en suma, elegir a la persona con las mayores capacidades para conducir nuestra universidad en los momentos que vivimos, con toda la problemática que ello implica y conlleva.

¿Por qué mi interés en el futuro inmediato de nuestra universidad? Porque estoy ligado, unido, a la ineludible necesidad de contar con una universidad de calidad en nuestra tierra. Desde hace más de sesenta años tuve que emigrar de la región para estudiar mi enseñanza secundaria. Luego, seguir fuera de la región por otros seis años más para ingresar a la universidad y estudiar Pedagogía. Las cosas no eran como hoy. Un día de viaje a Pto. Aysén: a pie, a caballo, camión, como se podía…tres, cuatro días en un barquichuelo, con temporal o sin él. Pto. Aysén- Pto. Montt…dos días en tren. Pto. Montt- Santiago a carbón…humo…más humo. Total: una semana de viaje. Seis años de estudio…con memoria, práctica y el examen de grado hacían lo mismo. Otros hijos de esta tierra, cuyos padres, con mucho esfuerzo, podían financiar sus estudios. Cartas demoraban quince días en llegar. Giros: dinero para cancelar la pensión y otros gastos, una semana…Teléfono no había…a qué seguir….recorriendo veinte, treinta pensiones cada año. ¿Becas? Nadie sabía de ellas, no se conocían. Una vez al año, cada dos volver a nuestra tierra a ver a nuestra madre y familiares, muchas veces, en tercera clase (la bodega del barco). Así fue nuestra vida universitaria.

Regresé a mi tierra. La política, la suerte nos acompañó. Salimos electos diputados en 1965. En mi primer discurso en el parlamento, planteando los problemas de la región, lo primero que dijimos fue: “una universidad para la Provincia de Aysén". Muchos se rieron, claro, sólo existían la U. de Chile, la Católica de Santiago y Valparaíso, la de Concepción y algunas otras, en formación. Estábamos conscientes del peso de una universidad en el desarrollo de una comunidad y su territorio. No logramos universidad, pero pudimos tener una ley que nos permitió una beca completa para quienes querían continuar estudios: pasaje aéreo y pensión completa. La llamamos Beca Gabriela Mistral, que feneció durante la dictadura, cuando le pusieron “Beca Primera Dama”.

No nos olvidamos de la universidad para nuestra tierra. El año 1990, de regreso a la democracia, cuando volvimos al congreso, lo primero que planteamos una vez más fue “una universidad” para nuestra tierra. Lo dijimos, también aquí, en la plaza de nuestra ciudad, en su aniversario, un 12 de octubre de 1990, llamando a la comunidad a luchar por ella. Cuántas veces repetimos el discurso en la Cámara de Diputados, no sé…hasta que llegó el momento. La Presidenta Bachellet envió el proyecto de ley al Congreso en 2014 y se creó la Universidad de Aysén. La actual senadora, señora Jimena Órdenes, Intendenta Regional entonces, constituyó una comisión para  estudiar “la universidad que queríamos”. Hablamos de calidad, de docencia, de investigación, de campus universitario, de académicos, de carreras, de becas, de vinculación con el medio, con otras universidades, con otros países. Nos visitaron infinidad de rectores, investigadores, académicos, especialistas para “pensar nuestra universidad…”. Hasta que logramos diseñarla y escribir un texto con todo su contenido y su vinculación con nuestra comunidad y nuestra tierra. Que han existido problemas, sí. ¿Qué obra de esta envergadura no los tiene? Pero empezamos a caminar. La burocracia, el centralismo, la tramitación, la incomprensión no hizo fácil el comienzo, pero la Universidad de Aysén camina con la esperanza viva de la comunidad en ella, emprendedora del futuro regional y de la calidad humana de su población.

Que hay discrepancias, distintas apreciaciones en su devenir, que se puede hacer esto o lo otro, claro que las hay y las va a haber siempre y es bueno que las haya, nos permite reflexionar sobre ella, sobre su futuro. Del debate emerge la luz. Luz, más luz requerimos todos los días para alumbrar más y mejor a nuestra universidad. No tengo dudas que sus académicos, damas y varones, que tienen que asumir esta seria responsabilidad de elegir a su Rectora, lo van a hacer sólo pensando en la calidad de la universidad que debemos construir entre todos. El talento, las capacidades, los conocimientos, las experiencias, la calidad humana que la universidad reclama para conducir su dirección, es lo único que debe estar presente en nuestras conciencias a la hora de decidir. En esta misión no caben, no pueden caber, de parte de nadie, decisiones superfluas, actitudes mezquinas, venganzas odiosas. Nos reconforta y nos llena de optimismo la calidad humana, la capacidad, la inteligencia estrenada, el talento, la sabiduría y la reflexión de cada uno de nuestros académicos para dar a esta universidad de todos, a esta universidad de la Región de Aysén, la mejor conducción posible. Dios así lo quiera.


Académico de Universidad de Aysén se adjudica Fondo de Investigación del Bosque Nativo (FIBN)

El académico del Departamento de Ciencia Naturales y Tecnología de la Universidad de Aysén, Daniel Soto, recientemente se adjudicó tres proyectos en el marco del Décimo Concurso del Fondo de Investigación del Bosque Nativo (FIBN) de la Corporacion Nacional Forestal (CONAF) y que fue aprobado por el Consejo Consultivo del de Bosque Nativo, cuerpo asesor del Ministro de Agricultura.

El profesional aysenino trabajará en tres proyectos: uno como investigador responsable en la evaluación de las cortas selectivas en los bosques de Lenga en la Región de Aysén; y en dos se desempeñará como coinvestigador: en la evaluación de métodos silviculturales en bosques Siempreverdes y en la evaluación de prácticas de conversión para favorecer la restauración de bosques de Lenga. El monto de los proyectos adjudicados por Soto ascienden a los $197.000.000.

“Estos proyectos tienen una estructura similar a los proyectos Fondecyt pero aplicado y administrados por la CONAF, cuya labor es proveer bases científicas y prácticas para robustecer la Ley 20.283 sobre la Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal. Estoy muy contento, se trata de una importante noticia para fortalecer la investigación científica, generar vínculos con el sector público y privado de la región, y posicionar a la Universidad de Aysén como un referente en investigación en bosques nativos”, manifestó el académico.

Es importante consignar que en el Décimo Concurso del Fondo de Investigación, que administra CONAF, se recibieron 69 proyectos, 40 cumplieron con los criterios de postulación, 30 consiguieron puntajes de selección por sobre los 76 puntos que se establecen en las bases concursales y de ellos solo 17 fueron, en definitiva, seleccionados para siete de las nueve líneas de investigación.

En tanto, para el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, éste “ha sido un trabajo muy valioso porque lo que se pretende con esta generación de conocimientos sobre el bosque nativo es que los propietarios de predios puedan realizar un manejo forestal que les mejore la calidad de vida, pero también que sea un aporte ambiental, mediante un mejoramiento importante de las especies que tienen”, sentenció.


El esforzado camino del alumno de Obstetricia que ganó beca a Boston

Jonathan Villegas y otros ocho estudiantes viajan gracias a un fondo especial estadounidense. Van por diez días al estado de Massachussets con pasajes, alojamiento y alimentación pagados.

Desde que era niño Jonathan Villegas quería estudiar algo relacionado con el área salud, aunque la idea parecía complicada en su natal Coyhaique. Su primera opción era ser médico, pero cuando en cuarto medio le hablaron de que podía optar a Obstetricia en la recién inaugurada Universidad de Aysén decidió tomar ese camino. 'Pensé mejor quedarse acá en vez de ir a otra ciudad, es una oportunidad. Y con el paso del tiempo le he ido tomando cariño a la carrera', cuenta el joven de 20 años.

Hoy está en tercer año y es bendito entre todas las mujeres, el único hombre de su generación que estudia Obstetricia en esa universidad. 'Ha sido un desafío estar en una carrera dominada por mujeres. Por ejemplo, al hablar temas de ciclo menstrual ellas ya lo manejan y para uno es más difícil, pero con estudio se puede salir adelante', reconoce.

También es uno de los nueve estudiantes de Enfermería y Obstetricia que fueron elegidos para viajar con una beca por diez días a Boston, Estados Unidos, en un intercambio para conocer cómo funciona el sistema de salud en el estado de Massachussets. Se van el 27 de septiembre y vuelven el 8 de octubre.

Para Jonathan, que estudia con gratuidad y viene del liceo bicentenario Altos del Mackay, es la primera vez que sale de Chile. 'Estoy nervioso, pero espero que podamos aprender. El beneficio de este viaje es conocer las metodologías de trabajo de un país desarrollado', comenta.

La más orgullosa es su mamá. 'Vivo con ella y mi hermano de 15 años, somos los tres. Ella es manipuladora de alimentos, trabaja en un jardín y también compra ropa y la vende, para hacerse sus pesitos extras. Nos ha tenido que sacar adelante, es la merecedora de todos los aplausos', asegura.

El joven tiene claro lo que hará cuando termine su carrera: 'Me quiero quedar acá, la región necesita matrones, hay muchos traslados de las comunidades alejadas que tienen que viajar para los partos. Quiero devolverle la mano a la gente de mi región'.

Con todo pagado

El viaje de Jonathan y sus compañeras se realiza en el contexto de un acuerdo entre el plantel chileno y Regis College, institución de educación superior norteamericana. 'Decidimos hacer intercambio de estudiantes. Ellos ya vinieron el 2018', cuenta Pablo Loayza encargado de relaciones internacionales de la U. de Aysén.

El año pasado el plantel postuló al fondo 100.000 Strong in the Americas (La fuerza de los cien mil en las Américas), que financia con 25.000 dólares proyectos en distintos países. Esta vez correspondía a México, Argentina y Chile. 'Nos ganamos uno de esos fondos y con eso estamos armando un curso corto de estudiantes de enfermería y obstetricia sobre el sistema de salud pública. Parte del curso lo van a hacer en Estados Unidos', explica Loayza.

Los alumnos fueron elegidos por sus notas, una carta de motivación y una entrevista en inglés. Solo deben pagar el pasaporte, ya que los pasajes, alojamiento y alimentación lo costea el fondo. 'Allá van a asistir a clases dentro de la universidad y también van a visitar centros de salud', destaca.
Alianza público-privada

Diana López-Rey, encargada de educación de la embajada de Estados Unidos, aclara que el fondo proviene de una unión público-privada. 'Es una alianza entre el Departamento de Estado de EE.UU. y distintas empresas que se ofrecen para financiar una o más convocatorias. Proporciona el capital semilla para distintos programas', aclara.

Las convocatorias pueden ser de intercambio -como en el caso de la U. de Aysén- o de variadas temáticas, como ciencias o recursos naturales.

La encargada destaca que la Universidad de Aysén ganó la convocatoria en sus primeros tres años de existencia. 'Es un gran logro que haya recibido este fondo de innovación. Lo han recibido 14 universidades chilenas, pero son más establecidas, tradicionales o privadas, pero que llevan muchísimo más tiempo', concluye.

Fuente: Las Últimas Noticias


Universidad de Aysén y Universidad de Tarapacá firman convenio de colaboración

Hoy, la Universidad de Aysén y la Universidad de Tarapacá firmaron un convenio de colaboración que permitirá realizar acciones de transferencia y movilidad estudiantil para el desarrollo de investigaciones entre ambas Instituciones de Educación Superior.


Delegación de Universidad de Aysén conoce programas y estrategias de inclusión

Una delegación de la Universidad de Aysén realiza una visita de tres días a la Universidad de La Frontera (UFRO) con el objetivo de conocer programas y estrategias de inclusión en Instituciones de Educación Superior.


Comunicado Comunidad Universitaria

La Universidad de Aysén informa a toda la comunidad universitaria que hace breves minutos se ha informado a nuestra casa de estudios que, en horas de esta mañana don Sergio Aguilar, padre de nuestro colega Boris Aguilar, ha fallecido en un trágico accidente automovilístico en las cercanías de Tortel.

Según los antecedentes con los que se cuenta hasta el minuto, sus restos están siendo trasladados hacia la comuna de Aysén.

Esperamos prontamente tener mayores antecedentes de la realización de su funeral, lo que será informado a toda la comunidad universitaria.

Continuaremos acompañando a la familia de nuestro colega Boris Aguilar en este difícil momento.

Coyhaique, 10 de julio de 2019


María Teresa Marshall, rectora de la Universidad de Aysén: “Las Ues. no estuvimos a la altura de la agenda de género”

La única mujer entre los 29 integrantes del Consejo de Rectores lamenta que los planteles no hayan reaccionado a tiempo y pide mecanismos más claros para enfrentar las denuncias de acoso.

En un mes más, la Universidad de Aysén cumplirá cuatro años de vida. Junto a su hermana de O’Higgins, son las universidades estatales de más reciente creación. Pero su rectora, María Teresa Marshall, ha jugado un papel clave en medio de la “ola feminista” que impactó a los planteles, pues es la única mujer del Consejo de Rectores (Cruch). En esta entrevista hace un balance crítico de cómo asumieron la agenda de género.

¿Qué balance hace de la instalación de esta universidad?

Estamos al borde de cumplir cuatro años desde que se dictó la ley. Instalamos las carreras sin tener edificio ni cuerpo académico, pero con el apoyo de la U. de Chile. Arrendamos una hostería para empezar, luego un colegio abandonado. Pronto construiremos nuestro edificio propio, que esperamos abrir en marzo o junio de 2021. Para ello, recibimos 22 hectáreas del Ministerio de Bienes Nacionales y licitamos el diseño del edificio, que tendrá 3.300 metros cuadrados, con las primeras salas de clases, las oficinas de los académicos, una biblioteca y un casino. Y en una segunda etapa lo ampliaremos para dejar los arriendos.

¿La universidad ha impactado en la Región de Aysén?

La gente va queriendo la universidad, se siente orgullosa, porque sus hijos están ahí, reconocen sus carreras y su trabajo de investigación. Atrajimos a un grupo relevante de académicos, que ya son conocidos por la gente, y eso hace que la universidad de la Patagonia sea de ellos.

¿Planean abrir nuevas carreras?

En 2020 creceremos en la oferta académica: abriremos Ingeniería Civil Informática, considerando que llegará la fibra óptica y que puede haber una producción de datos importante; Ingeniería Comercial, con un fuerte foco en innovación, negocio y emprendimiento, que es poco tradicional en las universidades; Psicología, porque tenemos una de las más altas tasas de suicidio, y Terapia Ocupacional, que apunta a la rehabilitación y a los adultos mayores.

Usted ha tenido un papel importante en materia de género. Es la única rectora entre 28 hombres en el Cruch. ¿Cómo cree que ha avanzado la agenda de género?

No ha avanzado por el camino académico al que hubiéramos aspirado. No debiera ser un tema que tengamos que promover más el liderazgo de las mujeres, la investigación de género. Son cosas que están en la agenda y es una pena que todos estos temas hayan entrado por la calle. Las universidades no estuvimos a la altura de la agenda de género. Ha sido una entrada disruptiva, no reflexiva, y eso lo ha hecho más duro. Pero es un proceso, esto no mejorará de un día para otro. Y en el Cruch he dicho que si nos vamos a preocupar del género, preocupémonos de verdad, y pongamos recursos y líneas de trabajo para que más mujeres tengan posiciones de liderazgo, anticipemos los conflictos.

¿Qué aporte pueden hacer los otros 28 hombres del Cruch?

Falta conversar el tema. Hay que entender a fondo por qué tenemos estos conflictos, que son de relaciones de género. Tenemos que desentrañar dónde se corta la carrera académica de las mujeres, si es porque ellas no se atreven, es decir, si es un problema cultural o si es porque se les ponen dificultades, es decir, un problema institucional. Nos falta reflexión, estudios y mirar a otros países.

Las académicas cortan su carrera por sus embarazos y no tienen facilidades para continuar. ¿Esa es su principal dificultad?

Es que esas trabas no son solo de las mujeres, también es de los hombres. Menos del 1% de los hombres se toma el permiso posnatal. ¿Por qué?, si la guagua es de los dos. Entonces, no es un problema solo de mujeres, esto ocurre porque la sociedad nos carga roles de género que son distintos.

¿Hay otras medidas que se puedan implementar?

Debemos tener un sistema más ágil frente a las denuncias de acoso. Tenemos universidades que están llenas de denuncias y es muy difícil para cualquier institución hacerse cargo de eso. Tenemos que resolver eso no como ocurre en la justicia, que se demora años, sino que debemos facilitar los procesos porque la gente lo pasa mal.

¿Cómo ha visto la Ley de Educación Superior?

Se ha ido paso a paso, siempre se espera que las cosas sean más rápidas, pero construir institucionalidad es complejo. La subsecretaría nos facilitará un flujo de información más rápido, y creo que hemos avanzado en un punto muy importante para las universidades estatales, con el fondo de fortalecimiento que se pondrá en marcha este año.

Fuente: Diario La Tercera


Universidades de la Patagonia Chileno Argentina se reúnen en Coyhaique

La Universidad de Aysén fue la anfitriona del II Encuentro de la Red Universitaria Internacional Austral, instancia de vinculación académica que busca fortalecer la docencia entre las distintas casas de estudio y el desarrollo de investigaciones conjuntas que aporten al desarrollo de la patagonia chileno argentina.

I Encuentro de investigadores de Patrimonio, Sociedad y Cultura.

Rectores de las universidades de la Patagonia chilena y  argentina se reunieron en Coyhaique en el marco del II Encuentro de la Red Universitaria Internacional Austral, iniciativa de vinculación que tienen como objetivo potenciar la colaboración académica intraregional entre la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco; la Universidad Nacional de la Patagonia; la Universidad Nacional de Tierra del Fuego,  la Universidad del Chubut, la Universidad de Magallanes y la Universidad de Aysén.

De esta manera, durante los días  16 y 17 de abril los planteles se dieron cita en Coyhaique para iniciar un trabajo de institucionalización de la red, ocasión en que los rectores acordaron elaborar un plan estratégico de la red para los años 2019-2021 y además trabajar en la construcción de los estatutos de la red, a partir de los avances de las áreas de trabajo impulsadas en los encuentros previos, garantizando así la continuidad del trabajo.

Otro de los acuerdos generados por los rectores participantes, fue iniciar una vinculación con la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM) (red de universidades públicas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay que tiene como objetivo buscar la cooperación entre las universidades miembros) y el Observatorio de las Relaciones Unión Europea-America Latina  (OBREAL) a fin de articular la nueva red con las  principales agrupaciones de universidades existentes en Latinoamérica, fortaleciendo de esta manera el trabajo que surja desde ella.

En la ocasión el rector de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Carlos De Marziani valoró la posibilidad de consolidar la red como una manera de fortalecer el trabajo que se desarrolla en cada una de las instituciones de educación superior de la zona austral. “Nos parece un hito importante de compartir entre todos nuestras realidades, nuestras necesidades como comunidad, a uno y otro lado de la cordillera, detectando las potencialidades que tenemos en cada región para seguir contribuyendo al desarrollo de las comunidades en que nos encontramos insertos, y desde ese punto de vista un trabajo fructífero hoy, donde fijamos las pautas de trabajo y de entendimiento para poder  continuar con la constitución de la red, fijamos nuevos encuentros y la posibilidad de ir concretando algunas líneas de trabajo e investigación y de divulgación científica que desarrollamos en cada una de las universidades, además de la posibilidad de conseguir financiamiento para la movilidad de docentes, alumnos y graduados”, señaló el Rector De Marziani.

En tanto, la rectora de la Universidad de Aysén, María Teresa Marshall valoró la constitución de esta red como una manera de vincularse con otras institucionales de educación superior que permitan potenciar los ámbitos de docencia e investigación que actualmente se desarrollan en el plantel regional. “Se inicia un trabajo de colaboración académica, desde el punto de vista de intercambio de estudiantes, de investigadores y posibilidades de proyectos conjuntos, trabajo de vinculación en el ámbito de extensión y cultura de manera de hacerlo de forma asociada, atrayendo recursos de una u otra universidad, creo que es un gran avance y un logro muy esperado por parte de todas las universidades”, señaló la rectora Marshall.

Asimismo, indicó que la incorporación de la universidad en esta red da cuenta del aporte que pueden hacer los investigadores a la zona austral. “Para la Universidad de Aysén ser parte de esta red es un reconocimiento, es que tanto las universidades argentinas y la Universidad de Magallanes reconocen el aporte que se puede hacer desde esta nueva universidad, son todas universidades que tienen mucho más trayectoria que nosotros, y por lo tanto es entrar en un escenario de pares y eso nos permite ponernos a la altura de otras universidades que tienen años de investigación, de post grado y que ya están consolidadas”, enfatizó la rectora Marshall.

Encuentro de Investigadores

Durante la jornada de trabajo desarrollada por la red, se llevó a cabo además el I Encuentro de investigadores de Patrimonio, Sociedad y Cultura, instancia que fue liderada por la académica e investigadora de la Universidad de Aysén, Dra. Patricia Carrasco y en la que además participaron las investigadoras Natalia Usach y Guillermina Oviedo de la Universidad San Juan Bosco; el investigador Gabriel Koremblit de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego; el académico Fernando Menchi de la Universidad del Chubut, y la académica Jimena Torres de la Universidad de Magallanes. Durante dos días de trabajo  el grupo de investigación definió tres líneas de investigación asociadas a la Preservación del Patrimonio Inmaterial y Material; Identidad, Migraciones y Fronteras y Estudios Socio-Territoriales Contemporáneos. Asimismo, se propuso la posibilidad de diseñar y gestionar programas de formación contínua y de movilidad de la red e iniciar un trabajo orientado a la generación de publicaciones conjuntas en torno a las líneas priorizadas.

Para la Dra. Patricia Carrasco los resultados de este primer encuentro de investigadores permitirán visibilizar la existencia de las red. “Como mesa definimos tres grandes ejes de investigación, que nos parecen que articulan de forma bastante objetiva a los distintos investigadores,  creo que son avances bien concretos y que van a permitir visibilizar la presencia de la red de universidades”, recalcó la académica.

Durante la jornada además se llevó a cabo el II Encuentro de Investigadores en Salud, Educación y Desarrollo Humano, ocasión en la que se avanzó en la priorización de tres líneas de investigación (en base a lo definido en el pasado encuentro desarrollado en la ciudad de Esquel) las que se relacionan con el cuidado en primera infancia y adulto mayor; extractos químicos a partir de plantas medicinales y arboles nativos, y  género y salud, entre otros aspectos.

Al finalizar la jornada, los rectores acordaron que el próximo encuentro de la red universitaria se llevará a cabo durante la segunda semana de junio del presente año en la ciudad de Buenos Aires, a fin de poder sostener las reuniones acordadas con las redes universitarias latinoamericanas.