Declaración Pública Universidad de Aysén

La Universidad de Aysén informa a la comunidad regional que, en relación a los hechos que involucran a un académico de nuestra casa de estudios, como institución hemos iniciado todas las acciones que corresponden ante este tipo de situaciones, de acuerdo a lo establecido tanto en el Protocolo contra la Violencia  de Género y la Discriminación Arbitraria, que regula este tipo de materias al interior de nuestra casa de estudios, así como también, de acuerdo a lo establecido en el estatuto administrativo que regula nuestro accionar como universidad estatal y que establece los mecanismos para determinar las responsabilidades administrativas de los funcionarios y funcionarias que forman parte de nuestra institución.

En ese sentido y como fue informado oportunamente a todos los y las integrantes de nuestra comunidad universitaria (estudiantes, académicos, académicas y personal de colaboración) el pasado 30 de junio, la rectora de la Universidad de Aysén, Natacha Pino Acuña instruyó el inicio de un sumario administrativo, el que actualmente se encuentra en curso y que cuenta con asesoría externa desde la Unidad de Género de la Universidad de Magallanes. 

Por otra parte, desde el  pasado martes 7 de julio, el académico involucrado se encuentra suspendido de funciones, es decir, no puede realizar ninguna de las labores propias de la actividad académica: docencia, investigación y vinculación con el medio.

Es fundamental que ante este tipo de hechos, se realicen las investigaciones correspondientes de acuerdo a la normativa que nos rige como universidad estatal, asegurando en todo momento el debido proceso, así como también, el cumplimiento de las normas que regulan nuestro  accionar como institución estatal.  

La Universidad de Aysén es enfática en rechazar cualquier tipo de actos que pongan en riesgo la integridad física y/o psicológica de todos los y las integrantes de su comunidad y velará en todo momento para que este tipo de hechos no ocurran,  pues para nuestra institución, la primera prioridad siempre será el resguardo de todos y todas quienes conformamos la Universidad de Aysén.