El esforzado camino del alumno de Obstetricia que ganó beca a Boston

Jonathan Villegas y otros ocho estudiantes viajan gracias a un fondo especial estadounidense. Van por diez días al estado de Massachussets con pasajes, alojamiento y alimentación pagados.

Desde que era niño Jonathan Villegas quería estudiar algo relacionado con el área salud, aunque la idea parecía complicada en su natal Coyhaique. Su primera opción era ser médico, pero cuando en cuarto medio le hablaron de que podía optar a Obstetricia en la recién inaugurada Universidad de Aysén decidió tomar ese camino. ‘Pensé mejor quedarse acá en vez de ir a otra ciudad, es una oportunidad. Y con el paso del tiempo le he ido tomando cariño a la carrera’, cuenta el joven de 20 años.

Hoy está en tercer año y es bendito entre todas las mujeres, el único hombre de su generación que estudia Obstetricia en esa universidad. ‘Ha sido un desafío estar en una carrera dominada por mujeres. Por ejemplo, al hablar temas de ciclo menstrual ellas ya lo manejan y para uno es más difícil, pero con estudio se puede salir adelante’, reconoce.

También es uno de los nueve estudiantes de Enfermería y Obstetricia que fueron elegidos para viajar con una beca por diez días a Boston, Estados Unidos, en un intercambio para conocer cómo funciona el sistema de salud en el estado de Massachussets. Se van el 27 de septiembre y vuelven el 8 de octubre.

Para Jonathan, que estudia con gratuidad y viene del liceo bicentenario Altos del Mackay, es la primera vez que sale de Chile. ‘Estoy nervioso, pero espero que podamos aprender. El beneficio de este viaje es conocer las metodologías de trabajo de un país desarrollado’, comenta.

La más orgullosa es su mamá. ‘Vivo con ella y mi hermano de 15 años, somos los tres. Ella es manipuladora de alimentos, trabaja en un jardín y también compra ropa y la vende, para hacerse sus pesitos extras. Nos ha tenido que sacar adelante, es la merecedora de todos los aplausos’, asegura.

El joven tiene claro lo que hará cuando termine su carrera: ‘Me quiero quedar acá, la región necesita matrones, hay muchos traslados de las comunidades alejadas que tienen que viajar para los partos. Quiero devolverle la mano a la gente de mi región’.

Con todo pagado

El viaje de Jonathan y sus compañeras se realiza en el contexto de un acuerdo entre el plantel chileno y Regis College, institución de educación superior norteamericana. ‘Decidimos hacer intercambio de estudiantes. Ellos ya vinieron el 2018’, cuenta Pablo Loayza encargado de relaciones internacionales de la U. de Aysén.

El año pasado el plantel postuló al fondo 100.000 Strong in the Americas (La fuerza de los cien mil en las Américas), que financia con 25.000 dólares proyectos en distintos países. Esta vez correspondía a México, Argentina y Chile. ‘Nos ganamos uno de esos fondos y con eso estamos armando un curso corto de estudiantes de enfermería y obstetricia sobre el sistema de salud pública. Parte del curso lo van a hacer en Estados Unidos’, explica Loayza.

Los alumnos fueron elegidos por sus notas, una carta de motivación y una entrevista en inglés. Solo deben pagar el pasaporte, ya que los pasajes, alojamiento y alimentación lo costea el fondo. ‘Allá van a asistir a clases dentro de la universidad y también van a visitar centros de salud’, destaca.
Alianza público-privada

Diana López-Rey, encargada de educación de la embajada de Estados Unidos, aclara que el fondo proviene de una unión público-privada. ‘Es una alianza entre el Departamento de Estado de EE.UU. y distintas empresas que se ofrecen para financiar una o más convocatorias. Proporciona el capital semilla para distintos programas’, aclara.

Las convocatorias pueden ser de intercambio -como en el caso de la U. de Aysén- o de variadas temáticas, como ciencias o recursos naturales.

La encargada destaca que la Universidad de Aysén ganó la convocatoria en sus primeros tres años de existencia. ‘Es un gran logro que haya recibido este fondo de innovación. Lo han recibido 14 universidades chilenas, pero son más establecidas, tradicionales o privadas, pero que llevan muchísimo más tiempo’, concluye.

Fuente: Las Últimas Noticias