El rol de la universidad estatal en el proceso constituyente

  • Han pasado casi cuarenta días desde el “estallido social” o como lo han llamado también, el día en que “Chile despertó”. En medio de todo ese escenario, como universidad naciente, a miles de kilómetros de las grandes ciudades, donde todo parece ser mucho peor, intentábamos entender lo que pasaba, reconocernos en este nuevo contexto, sumandonos a la voz de las instituciones de educación superior pertenecientes al Consejo de Rectores y al Consorcio de Universidades Estatales, asumiendo también un rol protagónico, no fácil de ejercer, pero que con el pasar de los días fue siendo mucho más claro.

    La situación actual nos remece a todos por igual, estudiantes, personal de colaboración y académicos. Fue necesario habitar en una nueva y extraña “normalidad”, estudiantes movilizados, sin clases y organizando actividades a nivel interno, abriendo nuestro campus a estudiantes secundarios, generando horarios protegidos para que los trabajadores y trabajadoras pudieran desarrollar espacios de reflexión,  cabildos triestamentales, además de generar  espacios para la comunidad local a través de seminarios, jornadas y talleres.

    La última declaración emitida por las universidades estatales el pasado 16 de noviembre señalaba la importancia de resguardar la legitimidad de este proceso, garantizando una amplia participación de la ciudadanía, pilar imprescindible para la cohesión y paz social. En dicha instancia indicamos también, que el mecanismo definido para una Nueva Constitución debía asegurar la participación activa de todas y todos, contemplando aspectos importantes, como la igualdad de género y la inclusión de los pueblos indígenas, ya que haber ignorado  estas y otras expresiones de desigualdad, era una  de las claves para comprender el estallido social ocurrido en Chile.

    A la luz de los últimos acontecimientos y ante la inédita oportunidad que tendremos los chilenos y chilenas el próximo mes de abril, cabe preguntarnos ¿Cuál será nuestro rol como casa de estudios regionales? Somos una universidad del Estado con un mandato que cumplir, debemos aportar a la región y al país insumos que faciliten la toma de decisiones, debemos dar respuesta a los requerimientos de la ciudadanía y de nuestra propia comunidad universitaria. En este sentido, hemos conformado una mesa de trabajo triestamental que construirá, de manera conjunta, una serie de acciones orientadas a abordar desde distintos puntos de vista la situación actual del país, así como también, la necesidad que hoy tiene tanto nuestra comunidad universitaria y también la  ciudadanía regional de contar con espacios de formación, debate y reflexión que aporten a este proceso constituyente. La Universidad de Aysén está dispuesta y disponible para ello.

Natacha Pino Acuña

Rectora Universidad de Aysén